Posted on 31 julio 2020 in Innovación

Teoría vs. Realidad en un plan de OKR

705 total views, 1 views today

Es inevitable encontrar dificultades al momento de la verdad. Por ello, te traemos unos consejos para ayudarte con tu plan de OKR…

Las cosas no siempre funcionan a la primera y OKR no es la excepción. Se puede presentar como una teoría simple de implementar, pero es inevitable encontrar dificultades al momento de la verdad. Por ello, te traemos unos consejos para ayudarte con tu plan de OKR y, de esta forma, obtener los resultados deseados.

Aspectos a tomar en cuenta en un plan de OKR

 

Presentar los OKR como un vegetal

Por lo general, los OKR son introducidos como un programa mágico que nos resolverá todos los problemas que maneja nuestra empresa. Sin embargo, esto solo genera altas expectativas por todos los compañeros y al final puede que no resulta.

Por tanto, se recomienda introducir OKR como un vegetal o un remedio amargo; pueden no tener un buen sabor, pero de todas formas traen beneficios para el organismo (la empresa).

¿Plan de OKR vs. KPI? Intégralos

Una estrategia de éxito y que mantiene objetivos a corto plazo en los que se pueden trabajar, necesita de ambos: OKR y KPI.

Por un lado, los OKR te permiten salir del status quo y acelerar el crecimiento. Por otro lado, los KPI medirán tu negocio como siempre lo han hecho. No busques reemplazar una por otra, especialmente OKR por KPI, sino tendrás los mismos OKR todo el tiempo.

Planifiquemos para no lamentarnos

Configurar los OKR suele ser el primer problema al que nos enfrentamos, ya que debemos pensarla muy bien antes de lanzarnos. Necesitamos comprender bien la situación para proponer las ambiciones a realizarse; de no hacerlo, no se verán beneficios.

Adaptar el marco a tu empresa

Se suele pensar que los OKR son muy estrictos, pero eso es porque nosotros creemos que son así y lo transmitimos de esa forma a la hora de implementarlos. Lo cierto es que OKR es un conjunto de buenas prácticas que se adoptan bien a cualquier empresa y sus necesidades.


Empecemos a ver de una forma más objetiva a los OKR para que la realidad no sea un obstáculo que nos desanime a la primera. No es una herramienta mágica, pero sí una muy útil.