Lo que debemos saber de Cloud Computing

cloud-computing

Cloud Computing en la Industria 4.0 es el acceso a servicios de almacenamiento y software…

Es cosa del pasado cuando una empresa debía invertir en costosos servidores y en licencias de software para cada equipo que manejara. Hoy en día existe una solución práctica: el Cloud Computing.

¿Qué es?

Cloud Computing en la Industria 4.0 es el acceso a servicios de almacenamiento y software, a través de una red y de forma remota, que hace que la empresa no gaste más de la cuenta. No solamente es rentable, sino que también es eficaz y productiva por la agilidad con la que esta tecnología cuenta.

Ventajas del Cloud Computing

  • Reducción de costos.
  • Respaldo de información
  • Acceso remoto desde cualquier lugar.
  • Seguridad.
  • Flexibilidad del manejo de datos o trabajo.

Modelos de servicio que ofrece el Cloud Computing

Dependiendo del uso que se le quiera dar, el Cloud ofrece los siguientes modelos para adaptarse a las necesidades:

  • PaaS (Plataforma como servicio). Este modelo contempla entornos de desarrollo para los desarrolladores de software y aplicaciones. Está pensado para que los mismos usuarios puedan modificarlo cuando lo requieran.
  • SaaS (Software como servicio). Este servicio se basa en ofrecer software o aplicaciones en la nube para que el usuario pueda acceder y utilizarlas. La principal diferencia con el PaaS es que aquí el usuario no puede modificar el software al gusto, tan solo lo que les permita. Como ejemplo tenemos Office 365 o algún editor online de documentos.
  • IaaS (Infraestructura como servicio). En este caso, es un modelo pensado para grandes empresas que requieran hardware adicional. Por ejemplo, servidores dedicados o computadoras con mayor capacidad de procesamiento. Por supuesto, el cliente tendrá control total sobre estos equipos.

Como podemos observar, el Cloud Computing ofrece múltiples ventajas tanto para empresas grandes como pequeñas. La variedad de servicios realmente puede adaptarse a lo que buscamos sin tener que invertir de más.