Posted on 31 julio 2020 in Innovación

Delegation Poker

650 total views, 1 views today

El Delegation Poker se utiliza para dejar en claro quién es el responsable de cada área y…

El Delegation Poker se utiliza para dejar en claro quién es el responsable de cada área y a qué nivel de las mismas. De esta forma, se incentiva la participación de empleados a través de lo que conocemos como una autoorganización controlada.

¿Qué es exactamente Delegation Poker?

Delegation Poker son un juego de cartas que tú mismo podrás construir y que tiene como objetivo el hecho de delegar decisiones y tareas a tu equipo. La idea general es plantear un punto de partida para empezar a dejar en claro quién hace qué.

¿Cómo se juega?

Cada equipo en distintas empresas pueden jugarlo de la manera estándar o creando sus propias reglas. Dependerá de cómo quieres que tu equipo se acerque a la autoorganización y delegación.

Siguiendo las reglas estándar que plantean desde Management 3.0:

  • Elaboramos una lista de situaciones predefinidas donde deseamos crear una política de delegación.
  • Reunimos al equipo y nos organizamos en grupos de 3 – 7 personas.
  • Cada miembro del equipo (jugador) recibe un conjunto de tarjetas numeradas del 1 al 7, las cuales representan los Siete Niveles de Delegación.

De acuerdo a esto, los miembros del equipo deberán repetir lo siguiente para cada situación predefinida:

  • Una persona entre las presentes escoger una situación y la lee en voz alta o cuenta una experiencia personal respecto a ello.
  • Cada jugador escoge una de las siete cartas de delegación en privado y tiene la tarea de pensar en cómo afrontaría tal situación.
  • Los jugadores revelan sus cartas.
  • Cada jugador gana puntos según el valor de su carta (a excepción de los que forman parte de la “minoría más alta”)
  • Las personas con las cartas de puntaje más alto y más bajo deberán explicar sus razones detrás de la elección.
  • Se procede a crear una Junta de Delegación para mostrar los resultados.

Este juego de cartas no es muy complejo, además que puede aclarar al equipo los estilos de delegación y los enfoques que este puede tener. Como lo mencionamos antes, las reglas las pones tú y eso varía de acuerdo al entorno de la empresa.